Inteligencia estratégica: protocolo, diplomacia y seguridad. Retos y desafíos en el siglo XXI

20.Abr - 17.Mayo

Cód. @25-20

Calculando disponibilidad…

Lista de espera
Fecha pasada

Debido a la apertura de nuevos mercados y a la nueva era digital en la cual estamos inmersos, la comunicación se convierte en una herramienta estratégica cuyo objetivo principal es consolidar la identidad e imagen corporativa tanto de instituciones como empresas; haciendo llegar un mensaje específico a su público en cuestión. De esta manera, la esencia del protocolo y la diplomacia en su más estricto sentido se articula como los verdaderos brazos vectores de la comunicación. Una comunicación que traspasa fronteras, lenguas de muy diverso origen y culturas diametralmente opuestas.

“Credibilidad, coherencia y transparencia” son los valores que bien definen la base de un plan estratégico de comunicación de cualquier institución o empresa. Acercar nuestros valores institucionales o corporativos a nuestro público en cuestión se convierte en una necesidad imperiosa en el siglo XXI. En este sentido, “protocolo” y “diplomacia” juegan un papel fundamental ya que serán los encargados de recrear esa escenografía y ese acercamiento entre la institución o la empresa a un público quien será el encargado de atribuir una “reputación” que pervivirá a lo largo del tiempo.

Manejar el arte de comunicar (protocolo) y saber cómo opera esa política exterior más allá de nuestras fronteras (diplomacia) son los requisitos fundamentales para que cualquier plan estratégico de comunicación aporte valor, confianza y credibilidad en un entorno global. Es ahora más que nunca cuando la “reputación” institucional y empresarial se convierte en un requisito sine qua non; objetivo perseguido por ese plan estratégico de comunicación.

La seguridad será la encargada de velar por el cumplimiento de ese protocolo y diplomacia tanto a nivel institucional como empresarial; preservando de esta manera la integridad de todos sus integrantes.

Objetivos

Identificar y poner en práctica los ámbitos de actuación del protocolo, la diplomacia y la seguridad tanto a nivel institucional como empresarial.

Usar correctamente la legislación básica protocolar.

Identificar las herramientas de comunicación en cualquier acto o evento (escenografía protocolar y comunicativa) y las características del denominado “diplomático corporativo” en el ámbito empresarial.

Gestionar la diplomacia pública, digital, intercultural y corporativa y la comunicación intercultural

Planificar, ejecutar y evaluar correctamente las herramientas de comunicación interna y la relación con los medios de comunicación.

Estudiar, analizar y planificar un verdadero plan estratégico de comunicación donde el “protocolo”, la “diplomacia” y la “seguridad” se conviertan en los pilares centrales.

Público objetivo al que está dirigida la actividad

  • Alumnado universitario
  • Estudiantes no universitarios
  • Profesorado
  • Profesionales
  • Público en general

Metodología

  • Cursos Online
    • Economía y empresa
    • Sociedad
  • 20.Abr - 17.Mayo
  • Español- castellano
  • Validez académica: 20 horas