09.Oct.2020

Los ODS, un camino para aumentar la competitividad de la empresa

ODS17 Trabajar en alianza. Para una pyme trabajar en red es fundamental.

A&B Laboratorios de Biotecnología es una empresa que desde su nacimiento en 2001 mantiene una clara vocación de sostenibilidad. Aunque pertenece al sector químico, con fama de ser contaminante y de generar residuos peligrosos, su compromiso con el medio ambiente desde su fundación la hacen ser una excepción en su sector y la prueba de que se pueden hacer las cosas de otra manera. A lo largo de estos años, gracias a la biotecnología y la química verde ha venido trabajando aspectos como el ecodiseño y la reducción de materias primas peligrosas para el medio ambiente hasta llegar al 2016 en el que se adhirió a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Jon Kepa Izaguirre, su responsable de sistemas de gestión e I+D+i, participaba y alentaba a los socios del Elkargi en el curso sobre “La Responsabilidad Social Corporativa: su aplicación práctica. De la Obligación a la oportunidad de negocio” a alinearse a las directrices de los ODS porque todo va a ser beneficios para la empresa. “En nuestro caso ha sido un éxito. Esta forma de trabajo le ha llevado a la empresa a ser competitiva, algo que tras la adhesión a los ODS se ha visto incrementado.

“Palanca de cambio, reflexión interna de la organización, nuevos productos y cercanía a las nuevas corrientes internacionales de sostenibilidad y crecimiento económico importante”. Este ha sido el camino en A&B Laboratorios y es, a juicio de Jon Kepa Izaguirre, un modelo totalmente reproducible en pymes y grandes empresas.

Ha sido una palanca de cambio dentro de la organización. Primero a nivel de las personas que la formamos. “Nos sentimos más orgullosos y motivados en una organización que apuesta por la sostenibilidad del medio ambiente. Y al estar más motivados somos personas más productivas”. El ODS 9, que hace referencia a la innovación sostenible “nos ha permitido adentrarnos en el ciclo de vida de los productos y verlos de otra forma”. No sólo su parte funcional sino cómo se ha fabricado, o cuáles son sus impactos para el usuario. “Fabricamos una gama de productos que mucho más diferenciados y tienen mayor valor añadido para el cliente final” (por ejemplo como alternativas a los disolventes tenemos los ecosolventes que no son peligrosos ni generan residuos y con un mínimo de compuestos volátiles).

“Además, nos ha introducido en una corriente internacional de clientes y distribuidores implicados en la sostenibilidad que nos ha permitido que estemos exportando a más de 20 países”

En 2007, A&B Laboratorios de Biotecnología, fue la primera empresa a nivel nacional en certificar su ecodiseño, es decir tener en cuenta el ciclo de vida de los productos desde la cuna hasta la tumba. Desde la fase del propio diseño del producto, la selección de proveedores, el proceso de fabricación y su uso hasta su gestión final. Esta metodología está avalada por el certificado ISO 14.006. Además, en algunos productos, la empresa aplica la economía circular como por ejemplo al utilizar microorganismos en residuos de otras empresas. También fue la primera empresa vasca en obtener la Ecoetiqueta Europea en sus productos, lo que avala ante el cliente su compromiso con la sostenibilidad.

Jon Kepa Izaguirre sabe que los ODS suenan mucho a “planeta o acciones de políticas gubernamentales que no tienen que ver mucho con lo que hacemos como empresa o como personas. Nosotros asumimos los objetivos como retos del planeta, pero nos dimos cuenta que trabajar bajo los ODS es muy positivo para nuestra organización empresarial. Nos gustaría que nuestro entorno lo viera de la misma manera”.

En un momento en que la pandemia ha llevado a algunos a querer ralentizar los ODS, Jon Kepa Izaguirre relativizaba esta visión pesimista diciendo que siempre habrá voces proactivas y reacias. Suma la Agenda Vasca 2030 con la que el Gobierno Vasco ha trasladado a las pymes y a la sociedad la transformación de estos objetivos. “Un lenguaje común que no se reduce al mundo de la ecología. Son 17 objetivos con metas que se pueden ir alcanzado con la labor particular de todos. Máxime ahora, en tiempos de pandemia… es necesario replantearnos cómo hacemos las cosas, cómo competimos de otra forma, cómo innovamos y cómo hacemos un mundo mejor.”

“No estamos hablando de pájaros y flores. Las cosas se pueden hacer bien, muy bien y además ser más competitivos y con el personal más motivado. Nadie quiere ahora una empresa que esté en el punto de mira por ser contaminante. La gente está cada vez más concienciada y busca en el mercado estos productos”

El Objetivo 17 de los ODS hace referencia a las alianzas y en una pyme las alianzas son fundamentales para poder trabajar en red y hacer que la organización sea más competitiva mejorando la eficiencia de los recursos.