02.Jun.2020

Y yo ¿qué hago?

La crisis climática, la biodiversidad, en definitiva, la sostenibilidad son seña de identidad de los Cursos de Verano de la UPV/EHU desde hace años. Una apuesta que se consolida en esta edición con cerca de 30 propuestas de reflexión veraz.

Ahora que nos hemos dado más cuenta que nunca de lo importante que es nuestra vivienda le damos más importancia a lo que podría ser la rehabilitación del edificio en el que vivimos. Proponemos una reflexión y debate de lo que está ocurriendo en el ámbito de la rehabilitación energética de nuestros edificios. La Certificación Passivhaus, nos puede parecer una utopía pero vista la distopía que vivimos quizá la veamos más cerca. De paso, abordamos la transformación urbana, que tan necesaria nos ha parecido, e incluso su gestión social. ¿Y si todo eso, se puede hacer con madera? Aún no conocemos todas sus potencialidades, pero, sobre todo, no nos hemos quitado de encima su fama de inseguridad.

Vivimos en un medio ambiente plagado de antibióticos y de bacterias multiresistentes El impacto adverso para la salud humana y los ecosistemas nos da más miedo que el mundo de los coronavirus, en cuanto lo conocemos. Por eso en esta edición- y ya van dos- podemos seguir aprendiendo de la amenazante realidad.

Numerosas voces en la comunidad científica y académica lo subrayan: cuanta mayor es la destrucción de biodiversidad, más riesgo de epidemias, porque altera las cadenas ecológicas y tróficas y reduce el control natural establecido por la propia naturaleza. Te proponemos aprender y saber constatarlo. Reconocer que el producto local fomentando la calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad es básica y, además, la salvaguarda de nuestra economía.

La economía social y, ecológica, la responsabilidad social corporativa que presentamos en nuestras propuestas nos une nuevamente a una realidad en la que firmada por más de 40 millones de profesionales sanitarios de 90 países ha pedido a las y  los líderes mundiales que garanticen una recuperación ecológica tras la crisis del coronavirus. Que se tengan en cuenta la contaminación del aire y la degradación climática como elementos constitutivos de salud. Deterioro en el que intervienen factores como, la desigualdad y la consiguiente pérdida de cohesión social, o la encrucijada en que se encuentran algunas instituciones y, en especial, las organizaciones empresariales.

Las organizaciones sanitarias se enfrentan a varios retos. Uno de ellos es la transformación digital para poder ofrecer nuevos modelos asistenciales y para una mejor atención sanitaria a las personas, especialmente a las mayores. La tecnología brinda esa posibilidad. De la misma manera que puede ser parte de la colaboración para el desarrollo sostenible.

¿Cómo se transmite a la sociedad el desastre de la biodiversidad y sus implicaciones en la salud del planeta, ergo, la humana en la que ya vivimos? Quizá comenzando desde la escuela primaria. Concienciar sobre la importancia de integrar la educación medioambiental en el currículo escolar de forma troncal y dentro de la naturaleza.

¿Qué hacemos en nuestro ámbito de responsabilidad?

Son muchos los Cursos de Verano para aprender a responder a la pregunta.