07.Aza.2019

Estrategia One Health (humanos sanos, animales sanos, medio ambiente sano)

El principal objetivo de este Curso de Verano era formar al alumnado en los conocimientos básicos y aplicados para conocer el papel del medio ambiente en la generación y diseminación de resistencias a antibióticos y su repercusión en la salud ambiental y humana. A tal fin se desarrolló un programa que abarcaba los distintos agentes de esta problemática desde aspectos muy generales a problemáticas muy concretas.

Las conclusiones generales de las charlas impartidas fueron las siguientes:

  • El aumento de resistencias a antibióticos afecta directa o indirectamente a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Las bacterias patógenas o no patógenas y de cualquier nicho ecológico son capaces de desarrollar, adquirir y diseminar resistencias a antibióticos entre los distintos ecosistemas. Esta situación da origen a la aparición de bacterias multirresistentes.
  • Las imposiciones del cambio climático acentuarán el problema de la generación y diseminación de resistencias a antibióticos y del aumento de infecciones por bacterias multirresistentes.
  • Las aguas residuales y su tratamiento en depuradoras es un foco de atención especialmente importante para la vigilancia y contención del peligro de aparición de bacterias multirresitentes.
  • Las prácticas agro-ganaderas juegan un papel determinante en el uso de los antibióticos y, por lo tanto, en la solución del problema de la generación y diseminación de resistencias a antibióticos.
  • Es particularmente importante la vigilancia en los alimentos porque constituyen un aporte continuo de antibióticos y genes de resistencia.
  • La interconexión entre los entornos agrícolas, ganaderos, urbanos y naturales hacen que este problema deba abordarse con una estrategia One Health (humanos sanos, animales sanos, medio ambiente sano).
  • Los antibióticos y sus productos de degradación debido a su carácter de contaminantes emergentes necesitan el desarrollo de métodos analíticos de alta resolución para su detección.
  • Es necesaria la evaluación del efecto tóxico de los antibióticos y sus productos de degradación en modelos ecotoxicológicos adecuados propios de los ecosistemas afectados.

También se llevó a cabo un taller de divulgación científica denominado “Taller Ciencia y Salud. Resistencia a los antibióticos y medios de comunicación: claves para la sensibilización a la ciudadanía”. La primera parte del taller consistió en una exposición de 30 min por parte de los profesores M. Soto y L. Gallego en el que se describieron algunas de las claves de la comunicación científica y los recursos disponibles. A continuación, se llevó a cabo una actividad de juego de rol. Por grupos el alumnado debía adoptar el papel de una investigadora o investigador, de una o un periodista científico y de una o un periodista sensacionalista. Tras preparar la entrevista, cada grupo hizo una exposición pública del resultado. Para finalizar se dedicó la última media hora del taller a aprender el protocolo de lavado de manos correcto ya que está descrito que éste evita el 80% de las infecciones. A continuación, el alumnado y el profesorado ensayó y bailó una coreografía diseñada por la profesora L. Gallego para aprender la técnica del lavado de manos correcto.

La percepción que tenemos las profesoras y profesores es que el Curso de Verano fue de gran interés. El diseño del programa y el contenido de las charlas ha combinado conceptos importantes que se han repetido en algunas de las sesiones para afianzarlos con otros conceptos específicos de cada tema. En general, las charlas mantuvieron un buen equilibrio entre el rigor científico y la capacidad de transmitir conceptos científicos a personas neófitas. La atmosfera fue la idónea para el aprendizaje en un entorno distendido que permitió la participación del alumnado a través de preguntas muy interesantes que nos permitió así mismo evaluar el grado de interés y seguimiento por parte del alumnado.