21.Aza.2019

Transformación, adaptación y mitigación para un calentamiento global de 1,5°C

La Summer School organizada por BC3 y los Cursos de Verano de la UPV-EHU, con una clara vocación internacional y carácter multidisciplinar, celebró este año su décima edición, con el objetivo de profundizar en el conocimiento del cambio climático y su transferencia a instituciones, agentes de interés públicos y privados y a la sociedad en general.

La primera Escuela de Verano sobre cambio climático organizada por BC3 y los Cursos de Verano de la  UPV/EHU tuvo lugar en julio de 2010, cuando la comunidad internacional buscaba un acuerdo que sucediera al Protocolo de Kioto, tras el acuerdo no vinculante de Copenhague propuesto en 2009. Desde entonces, la Escuela de Verano ha cubierto una amplia gama de temas desde una perspectiva interdisciplinar y ha seguido de cerca las negociaciones internacionales sobre el cambio climático.

Los países que suscribieron el Acuerdo de París en la 21ª cumbre de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC) en diciembre de 2015 acordaron mantener las temperaturas globales muy por debajo de los 2°C sobre su nivel pre-industrial, y hacer todos los esfuerzos necesarios para limitar este aumento de temperatura a 1,5°C. Sin embargo, los compromisos actuales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se corresponden con un calentamiento global sin precedentes de al menos 3°C para 2100, lo que podría desencadenar elementos de inflexión naturales como el deshielo de grandes áreas de permafrost y conllevar aumentos todavía mayores en la temperatura mundial.

Ante esta perspectiva, el informe especial del IPCC describe varias vías para limitar el calentamiento global a 1,5°C. Estas soluciones requerirán unos esfuerzos sin precedentes que permitan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45% para 2030 y eliminen su uso casi por completo en 30 años. En este contexto, el objetivo en esta edición fue comprender los retos que supone limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1,5ºC. Para ello y en línea con las ediciones de años anteriores, contamos con la presencia de personalidades destacables del mundo científico y académico internacional, lo que permitió debatir en profundidad y desde diferentes perspectivas el alcance de los últimos trabajos de investigación en materia de estabilización climática.

Durante el primer día el tema giró en torno a los conceptos de transición y transformación, que suponen reformas en la manera en que viven las personas y su contribución a la estabilización del clima más allá de las soluciones bussiness as usual. En los últimos años, hay cada vez más pruebas de que los patrones y las políticas de producción y consumo actuales están llevando a la economía mundial a traspasar fronteras ecológicas planetarias críticas, y de que habrá que llevar a cabo cambios importantes. Así, el concepto de transición se ha empleado principalmente para analizar los cambios en subsistemas sociales como la energía y la movilidad. Sin embargo, recientemente se ha extendido el uso del concepto de transformación, que viene asociado a cambios a mayor escala en sociedades e implica la interacción entre componentes sociales y biofísicos.

Durante la segunda jornada analizamos las estrategias de adaptación en entornos urbanos. Las ciudades son responsables de más del 70% de las emisiones globales y además se prevé que muchos de los impactos les afecten directamente. Ante esta situación, numerosas ciudades están liderando la acción contra el cambio climático, y para muchos estas y otros actores no estatales están ya en el corazón de la política climática, más allá de los estados. La comunidad científica está prestando cada vez más atención a los desafíos y oportunidades que plantean en materia de mitigación y adaptación y tal es el nivel de consenso en esta materia que este enfoque especial estará presente en todos los procesos del 6º Informe de Evaluación del IPCC y el 7º Informe de Evaluación (2023-2028) incluirá un Informe Especial sobre el Cambio Climático y las Ciudades. En este segundo día exploramos el papel de los bonos verdes en adaptación en ciudades, así como los retos del aumento del nivel del mar y las oportunidades de aumentar la resiliencia ante diversos tipos de eventos extremos.

Por último, el tercer día de la Summer School se centró en el diseño y la aplicación de políticas aceleradas de mitigación para limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5°C. En esta tercera jornada analizamos los costes de reducir la demanda energética en el futuro, los retos de la modelización económica para acompañar la transición energética, así como estrategias para descarbonizar el sector eléctrico español. Tampoco olvidamos abordar las oportunidades de distintos marcos de gobernanza, incluyendo aspectos legislativos, para facilitar el cumplimiento del acuerdo de París.