27.Oct.2021

Xabier Garitano: Las decisiones no se toman mirando sólo al cielo sino a los datos que aporta la tecnología

Las imágenes Sentinel son las obtenidas por los satélites que la Unión Europea puso en marcha con su proyecto Copernicus. El Sentinel II realiza un seguimiento de los cambios en la superficie de la tierra. Las imágenes captan no sólo en bandas que ve el ojo humano, el rojo, el verde y el azul sino en otras bandas como los infrarrojos etc. que posibilitan un mapa lleno de información.

Xabier Garitano del area GIS de HAZI participa en el II Congreso geoEuskadi con una ponencia centrada en el uso de estas imágenes en la monotorización que hace la PAC (Política Agracia Común) en su política de ayudas. “Estas imágenes son capaces de diferenciar el cultivo porque contamos con una “foto” cada 5 días. Podemos clasificar el cultivo en función de los datos aportados por los satélites".

La política de ayudas o subvenciones hasta hace un par de años se verificaba in situ, yendo al campo y comprobando el cultivo declarado. Los satélites aportan información del todo el territorio por lo tanto el control es automático. “El foco, ahora la PAC prefiere decirle al agricultor que parece que no concuerda la realidad con lo que has comunicado”

De cada una de las imágenes se extrae toda la información de cada una de las parcelas declaradas para definirla con todo detalle, mediante la aplicación de los instrumentos de Inteligencia Artificial (IA). Se llega así a las calificaciones de verde, amarillo o rojo para corroborar lo que realmente existe en el terreno: trigo, remolacha o patata. La administración valida lo que el agricultor declara que está haciendo. De momento no hay un mapa de todos los cultivos, pero se divulga toda la información recogida al servicio de cualquier agricultor, al margen de las ayudas PAC. La cuestión es saber leer o interpretar todos los datos.

 HAZI en estrecha colaboración con los diferentes agentes del sector, incluidos los propios agricultores hace proyectos de precisión para demostrarle las posibilidades que tiene para él el uso de estas tecnologías. “Poder mostrarle que partes de su zona son las productivas o en cuáles necesitaría menos fertilizantes o en cuáles más agua. Lo que el agricultor sabe de su campo, la tecnología se lo demuestra con datos. Puede ver que efectivamente hay cierta zona que no tiene el vigor del resto. En definitiva, estrategias de ahorro y planificación en el cultivo basadas en imágenes y en, en su caso, en los datos de sensores adecuadamente colocados que puedan obtenerse. Las decisiones no se toman mirando sólo al cielo, sino a la información a varias bandas que una foto cada cinco días te aporta la tecnología.

Decía Xabier Garitano que “todos estos datos son validados por la persona que conoce el campo, pero lo va a poder afinar más”.

HAZI cuenta con imágenes de satélite Sentinel de nuestro territorio desde 2017-18 que se suman a las ya existentes ortofotografías y que en un futuro podrán ser complementadas con otras, como las que puedan ofrecer los satélites de pago, “al final se puede tener más de una fotografía al día y por lo tanto en realidad tener un video de lo que está pasando”.