Actualidad

03.Abr.2020

Educar es emocionalmente más exigente que nunca

Las habilidades sociales y emocionales han adquirido protagonismo dentro y fuera de las aulas. En una sociedad que quiere que el modelo educativo promueva valores y crecimiento social sostenible basados en el desarrollo humano e intelectual de la ciudadanía, el profesorado adquiere un papel protagonista. Se espera que las y los profesionales de este colectivo sepan guiar a sus estudiantes en la adquisición de estas destrezas, creen un clima de confianza en el aula y desarrollen una forma de trabajar que sea retadora pero que a la vez cuide de la diversidad, las relaciones y el bienestar del alumnado.

Páginas